La política social de Enrique Peña Nieto, la que se enfocó en erradicar las carencias que generan pobreza a los mexicanos, tuvo un costo de 2 billones 864 mil 190 millones 303 mil 801 pesos, un monto nunca visto en ese renglón, y los resultados, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), fueron “claramente insuficientes”.

Cuando llegó al poder en 2012, Peña Nieto recibió un país con 53 millones 349 mil 902 pobres y en 2018 lo dejó con 52 millones 425 mil 887, reveló el Coneval el pasado martes.

John Scott Andretta, consejero académico del Coneval, dijo que incluso hay unas variables en las que el rezago aumentó, como en salud, que tenía un avance y explicó que la mejora al menos en los últimos dos años de Peña Nieto se dio por los ingresos y el control inflacionario, no por el combate de las carencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *